Margherita Angelozzi, fundadora de Yoga-Marga

 

Entré en contacto con la filosofía del Yoga en la adolescencia. El acercarme al Yoga manifiestó el descubrimiento de un punto de contacto entre mi cuerpo y mis pensamientos, el entendimiento de una correlación indisoluble que hoy aún marca mi camino.

 

Mis Maestros Daniel Svitcoy y Luisa D'Intino, en Pescara (Italia), fueron quienes me dieron las primeras enseñanzas de Hatha Yoga. Gracias a ellos he captado la importancia de la disciplina en todo proceso de aprendizaje, del respeto hacia quienes te enseñan, del compromiso y del amor hacia la práctica. He podido estar a su lado varios años durante los cuales nunca he perdido un día de sus enseñanzas. Más tarde, viviendo en  Alemania, continué mis estudios en Hatha Yoga y tuve la oportunidad de enseñar en Bielefeld. Durante aquellos años me gradué en B.A. y M.A. en filología árabe. En los años de camino en el Yoga, he recibido enseñanzas sobre asana vidya cruciales para mi práctica desde varios maestros internacionales, entre otros, Gabriele Severini, Bernadette Krampe, Carmen Aguilar, Ambra Vallo, Gokulacandra, Simon Borg Olivier, Mark Robberds, Yenni Christine, Bernie Clark, Stuart McGill. Sin embargo, considero que el lugar donde más aprendo es mi práctica diaria y exhorto a cada alumno a encontrar la suya. Practico meditación Vipassana y Budísmo Theravada, siguiendo el linaje de los monjes del bosque de Ajahn Chah. Esta práctica, para mí, ha creado un enlace indisoluble con mi manera de practicar y enseñar el Hatha Yoga, aunque intento no presentar mi enseñanza de forma dogmática de manera que la esencia de la práctica pueda ser entendida por alumnos con todo tipo de compromiso espiritual. Estudié sánscrito en la Universidad de Barcelona (UB). Estoy formandome en FRC y Kinstretch con Zach Deckelbaum e Hístoria del Yoga en el Museo delle Civiltà de Roma, Italia.

 
IMG_20201229_094126.jpg

Carolina Baena, profesora de Yoga

 

Nunca pensé que iba a dedicarme al yoga como profesora y, sin embargo, hoy es una certeza que no puedo eludir. Desde que recibí mi primera clase de Kundalini hasta hoy, han pasado unos años: yo tenía 34 (2014) y ni idea de lo que era el yoga realmente.  Nunca podré olvidar lo que sucedió la primera vez que escuché Adi Mantra... No fui consciente, entonces, de que ese momento cambiaría mi vida para siempre, pero cada día agradezco haber "caído en manos del yoga". Kundalini, Hatha y Ashtanga fueron mis bases durante 6 años hasta que decidí (o el destino decidió) formarme con Margherita en Hatha Yoga. Si con Kundalini aprendí sobre mi espiritualidad, con Hatha (y Margherita) he aprendido a cerrar el círculo, a unir mi cuerpo desde lo más burdo (como ella bien dice) hasta lo más sutil. Eso es lo que me gustaría transmitir, que desde la observancia de uno mismo que te permite yoga āsana, puedes llegar hasta donde tú quieras dentro de ti, porque eres infinito.

 
49813232_2124788820876456_78395150112349

Irene Cecotti, profesora de Yoga

Empecé a practicar yoga en Londres y continué en Barcelona y en EEUU. Hubo también una experiencia de practica en India, con Marco Aicardi. Cada lugar y profesor ha sido una oportunidad de aprendizaje única y enriquecedora. Gracias al estilo Ashtanga Mysore, he aprendido las ventajas de las clases no guiadas y la disciplina. Gracias a Margherita he conocido la autopráctica, mediante la cual es posible mantener una práctica regular, adaptándola a cada necesidad y momento. Además, la formación en yoga-marga me ha enseñado que la técnica y la anatomía son instrumentos fundamentales, pero que cada cuerpo es único y distinto. Este concepto quiero transmitirlo en mi clase, porque creo que no son los cuerpos los que deben adaptarse a las posturas, sino que la práctica es una búsqueda de las formas que más se adapten al cuerpo. Insisto mucho en hablar de práctica, porque el yoga para mí, aunque se haga más evidente y manifiesto en la práctica de posturas, permea todos los aspectos de la vida, aunque creo que cada uno es libre de vivirlo, explorarlo y definirlo según su propia experiencia objetiva e individual.

 
IMG_3241.jpeg

Stefania Oliveri, profesora de Yoga

Hace unos dos años y medio empecé a practicar Hata Yoga con Mabel Carrillo en Barcelona la cual me trasmitió un profundo respecto hacia la disciplina y consecuentemente hacia a mi misma, que no siempre había tenido, haciéndome reencontrar. El yoga me ayudó a superar muchas dificultades, tanto a nivel físico como a nivel interior y espiritual, pudiendo poner en práctica en la vida de todos los días lo que aprendía en las clases. En breve tiempo empecé a profundizar mis conocimientos y mis prácticas enamorándome siempre más de esta disciplina de vida. Empecé también a dar clases a mis amigas y me izo mucha ilusión cuando entendí que podía transmitir algo tan beneficioso. Fue algo que nunca me había llenado tanto el corazón, siempre me había echo sentir feliz aportar algo a los demá, y así lo estaba haciendo en concreto. Mi sed de conocimiento aumentó y decidí de apuntarme a una formación y justo me hablaron de YogaMarga y su metodología de adaptación de la práctica a cada persona. Aquí encontré Margherita que con su experiencia y sabiduría me llevo todavía a un nivel más alto y más claro, con unas bases sólidas y un estudio individual que me permitió encontrar más en concreto mis puntos débiles y mis puntos de fuerza. Eso es lo que me gustaría transmitir a las personas, la capacidad de poderse escuchar y crear un lazo profundo consigo mismo para reconocer sus fortalezas y con ellas trabajar sus debilidades, para sacar lo mejor que está a dentro de cada uno de nosotros. 

 
renata.jpg

Renata Colmenero, profesora de Hatha Yoga
 

En el 2016 empecé a tomar clases de Hatha Yoga con Margherita Angelozzi en Barcelona. Gracias a la práctica de Yoga he podido conocer mi cuerpo y mi alma de una manera más profunda lo cual me dio la seguridad para lograr cosas que nunca pensé que podría hacer. Fue muy claro que gracias a mi Maestra y la práctica estaba teniendo cambios y un crecimiento espiritual y físico muy importante, lo cual ha mejorado mi calidad de vida. Durante mis años de práctica probé diferentes tipos de yoga como Vinyasa, Yin Yoga, Ashtanga etc… pero el Hatha Yoga con Margharita me atrapó. Después de unos años de practicar en Yoga Marga sentí la curiosidad y necesidad  de  profundizar en el Hatha Yoga. Así que me formé con Margherita. Aspectos como la importancia de saber las alineaciones correctas de las asanas, aprender que pasa a nivel biológico en nuestro cuerpo, el poder adaptar mi práctica de una manera inteligente para cuidar y escuchar mi cuerpo son cosas que quiero transmitir a mis alumnos. Nunca me imaginé que terminaría dando clases de yoga pero me emociona y me motiva mucho el poder compartir mi pasión por la práctica. 

 
35973e46-d8ee-42a1-ba81-8ab01481eb97.JPG

Margaux Maugeais, profesora de Hatha Yoga
 

Soy Margaux (MAR-GO▶️), francesa y barcelonesa desde hace 5 años. Empezé el yoga en 2016 por hacer deporte y adelgazar -tal cual- sin saber que me llevaría mucho más allá, pues podía cambiar del todo la relación que tenía con mi cuerpo, con mi mente y con mi entorno. Me ayudó, me transformó y decidí dar el paso de ser profesora de yoga. Practico desde hace 3 años varios tipos de yoga: Vinyasa con Maité Issa, Jivamukti con Raquel Miro y Hatha con Margherita Angelozzi. Con Maité y Raquel aprendí sobre el yoga como vínculo de amor y de empoderamiento, y con Margherita he desarrollado la conciencia de mi cuerpo con miles de matices (¡y mucho más!). Quiero compartir con mis alumn@s esta maravillosa herramienta de transformación y empoderamiento.

 
DSC_0363.jpg

Alicia López Moreno, fisioterapeuta y profesora de anatomía

Desde muy pequeña tenía claro que me quería dedicar al mundo de la salud y de la atención a las personas con patologías y enfermedades. No sabía de qué manera ni cuál sería mi función en este mundo pero si tenía claro que quería estar al lado del más desfavorecido. Topé con la fisioterapia casi de casualidad , ya hace más de 12 años, y me enamoré hasta el día de hoy. Creo que para mí la fisioterapia reúne casi todos los requisitos necesarios para dar a la persona aquello que ha perdido por diferentes circunstancias de la vida, lesiones, patologías crónicas, envejecimiento.. Mi experiencia laboral se ha basado sobre todo en la atención al paciente adulto , trabajando así en diferentes especialidades como la traumatología, oncología, neurología, geriatría, deporte, etc.. He desarrollado mi actividad desde centros médicos, mutuas, centros cívicos, gimnasios y los últimos años los he dedicado a la consulta privada dónde ejerzo hasta el día de hoy. Me he formado en diferentes técnicas y especialidades como técnicas fasciales, punción seca, tratamiento craneomandibular, lesiones musculoesqueléticas…y sigo formándome a día de hoy, ya que es un deber seguir dando a los pacientes una buena atención y el mejor de los tratamientos y poder compartir mis conocimientos con el resto.

 
15cc6728-5d68-4d9a-bcde-569e79664a14.JPG

Olivia Tanini, coach, trabajadora humanitaria y alumna en Yoga-Marga

Desde más de diez años trabajo en el sector humanitario. Brindar soporte a quien más lo necesita, luchar contra las injusticias y vivir en coherencia con valores como empatía, amor, y respecto por los demás son los motores principales que han ido definiendo mi vida personal y profesional. Me he acercado al coaching en el marco de mi trabajo en la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras, buscando una perspectiva y un enfoque más holístico e integrante del factor humano y emocional en la gestión de equipos en crisis humanitarias. Después de una formación en coaching en Noruega con los fundadores de LEAD Out of the Box Leadership Ltd., desde 3 años acompaño mi compromiso profesional en el mundo humanitario con la facilitación de sesiones de coaching individuales (100+ hrs) y talleres de competencias de coaching y de liderazgo. Actualmente estoy en  proceso de empezar mi certificación ACC (Associate Certified Coach) con la International Coach Federation (ICF). Maximizar el potencial humano y infundir conciencia de la enorme interconexión que existe entre todo ser que puebla este mundo se han convertido no sólo en una necesidad profesional, pero también en una necesidad personal. Estoy convencida que nuestros actos y nuestros pensamientos nos definen en tal medida que es fundamental el tomar conciencia del impacto que tienen sobre nosotros y nuestro alrededor. El coaching ofrece nuevas perspectivas para observar la realidad: desde una mirada más amplia, la auto-conciencia se expande y las posibilidades se multiplican.

 
3eaf975b-e769-43d1-b7a8-0e21e65187e0.JPG

Gaurav Kalwani, guía de Meditación Vipassana
 

Desde pequeño siempre tuve un interés por la naturaleza del ser humano y su comportamiento respecto a  su existencia, quizá este interés tiene sus raices en la cultura en la que nací, en la India, o por el hecho que crecí en dos culturas completamente diferentes, la cultura catalana y la cultura india.

 

Lo importante es que esa curiosidad y interés me llevaron hasta un retiro de meditación Anapana y Vipassana. Desde el primer momento noté sus ventajas y me comprometí con la técnica y su práctica rigurosa, estricta y diaria. Volviendo a hacer otro retiro para asentarme aún más en la meditación Vipassana. Y desde ese momento han sido un pilar esencial de mi vida.

 

Transmitir estas técnicas me parece esencial para que tengamos recursos para afrontar esta era de la ansiedad y frustración que nos ha tocado vivir, para descubrir la naturaleza impermanente que nos rodea y sobretodo para que vivamos una vida más consciente, más calmada y más libre...